La “curiosidad” ya está en Marte

Annia Domènech / 06-08-2012

Y en todas partes porque ¿hay algo que escape a este deseo de averiguar lo desconocido? Pero hoy hablamos de algo concreto, de la misión espacial MSL (Mars Science Laboratory), cuyo vehículo todoterreno posee uno de los nombres más apropiados jamás dados a un proyecto de investigación: Curiosity.

Eran las 7.32 (CET)  cuando se recibió en la Tierra la primera señal emitida por este rover, que claro está llevaba unos minutos posado, el tiempo que necesitó su mensaje para llegar hasta nosotros. Todo había ido como previsto y atrás quedaban ocho meses de viaje, más de quinientos millones de kilómetros recorridos y los llamados siete minutos de terror correspondientes a la muy compleja fase de descenso. Siguiendo la estela de los rovers Spirit y Opportunity, Curiosity ha “amartizado” exitosamente, en su caso en el cráter Gale. Su objetivo es determinar la habitabilidad del planeta, es decir, si Marte es un mundo "amable" para la vida.

La alegría no se escondía en la sala de control del Jet Propulsion Laboratory (JPL), en California (Estados Unidos) ni tampoco en el Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA), en Torrejón de Ardoz (Madrid).  Parte implicada, el CAB ha liderado la construcción de uno de los instrumentos del Curiosity, el REMS (Rover Environmental Monitoring Station), destinado a monitorizar las condiciones ambientales de la superficie marciana. REMS registrará en la superficie del planeta la temperatura del aire y del suelo, la presión, la humedad relativa, la velocidad y dirección del viento y la radiación ultravioleta. Por vez primera, España ha puesto tecnología en Marte.

Imagen: Primera imagen, en baja resolución, tomada por Curiosity con una cámara gran angular tras su llegada a Marte. En unos días, cuando el rover despliegue sus cámaras en alta resolución, proporcionará imágenes en color de mayor calidad.
Créditos imagen: NASA/JPL-Caltech

Más información:
Curiosity (NASA) (en inglés)
Curiosity (JPL-Caltech-NASA) (en inglés)
Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA)
Curiosity - Viaje a Marte (Especial "El País")

Comentarios (0)

Compartir:

El autor

Annia Domènech es Licenciada en Biología y Periodismo. Periodista científico responsable de la publicación caosyciencia.

Una luna más para un planeta menos

Annia Domènech / 03-08-2012

De forma irregular, gira alrededor de Plutón con una órbita de circular de 95.000 km de diámetro, y se piensa que mide de 10 a 25 km de lado a lado. El último satélite descubierto de este planeta enano (históricamente considerado un planeta de pleno derecho) ha sido encontrado con el Telescopio Espacial Hubble.  Su nombre provisional es S/2012 (134340) 1 o P5 y en principio se desplaza en el mismo plano que sus colegas Charon (la de mayor tamaño, encontrada en 1978), Nix, Hydra y P4.

¿Cómo puede un cuerpo tan pequeño como Plutón poseer un sistema de satélites tan complejo?, se preguntan los astrofísicos. El futuro Telescopio Espacial James Webb, sucesor del Hubble, ayudará quizás a responder a esta cuestión.

Imagen: Las cinco lunas del planeta enano Plutón. Con un círculo verde se destaca la última descubierta, llamada S/2012 (134340) 1 o P5.
Créditos imagen: NASA, ESA, and M. Showalter (SETI Institute)

Más información:
Hubble discovers new Pluto moon [heic1212 ] - Nota de prensa ESA (en inglés)
Un Sol, ocho planetas
Plutón, el planeta destronado

Comentarios (0)

Compartir:

El autor

Annia Domènech es Licenciada en Biología y Periodismo. Periodista científico responsable de la publicación caosyciencia.

Una galaxia espiral en aparente calma

Annia Domènech / 02-08-2012

Descubierta por el astrónomo inglés William Herschel en 1784, la galaxia  espiral NGC 1187 transmite una falsa sensación de tranquilidad a sesenta millones de años luz, la distancia a la que se encuentra de nosotros, en esta bella imagen en la que se distinguen bien sus brazos espirales llenos de gas y polvo, cuyos tonos azules son debidos a las estrellas jóvenes presentes.

Las apariencias engañan, una vez más, pues desde los años ochenta esta galaxia ha experimentado dos explosiones de supernova, que son eventos extremadamente violentos que tienen lugar al final de la vida de las estrellas masivas  cuando ya no se “aguantan” a sí mismas tras agotar todo su combustible.

Imagen: La galaxia NGC1187 se encuentra en la constelación de Eridanus. Esta imagen, la más detallada obtenida hasta el momento de este cuerpo, ha sido realizada por el Very Large Telescope, Observatorio de Paranal (Chile).
Créditos imagen: ESO

Más información:
Un remolino azul en El Río

Comentarios (0)

Compartir:

El autor

Annia Domènech es Licenciada en Biología y Periodismo. Periodista científico responsable de la publicación caosyciencia.

De asteroide a cometa

Annia Domènech / 31-07-2012

Los objetos astronómicos a veces cambian de bando, quizás a su pesar. Recuerden el caso de Plutón, que cesó de tener tratamiento de planeta en un momento dado. La “culpa” de estas reclasificaciones es el avance en el conocimiento del cuerpo, las modificaciones en los criterios de categorización o ambos factores.

En el caso del cometa P/2012 NJ-La Sagra, que fue descubierto a mediados de julio en el Observatorio Astronómico de Mallorca (OAM) por un telescopio robótico y clasificado como asteroide, fue la constatación de la presencia de una cola ionizada de pocos kilómetros lo que convenció a la Unión Astronómica Internacional (UAI) de “pasarlo” a cometa. Es decir, de NEO (Near Earth Object, objeto cercano a la Tierra) a NEC (Near Earth Comet, cometa cercano a la Tierra).

Imagen: La órbita del cometa, antaño asteroide, P/2012 NJ-La Sagra.
Créditos imagen: Observatorio Astronómico de Mallorca (OAM)

Más información:
Observatorio Astronómico de Mallorca (OAM)
P/2012 NJ (La Sagra), un nuevo cometa cercano a la Tierra
Un Sol, ocho planetas

Comentarios (0)

Compartir:

El autor

Annia Domènech es Licenciada en Biología y Periodismo. Periodista científico responsable de la publicación caosyciencia.

Hola, ¿estás sola?

Annia Domènech / 27-07-2012

La respuesta  a esta pregunta, que ponía título a una conocida película de Icíar Bollaín, es “no” para las estrellas masivas, muy calientes y brillantes. Ésta es la conclusión a la que ha llegado un estudio realizado con observaciones del VLT (Very Large Telescope), perteneciente al Observatorio Europeo Austral (ESO) y sito en Chile.

Se pensaba que este tipo de estrellas, motor de cambio y evolución de las galaxias en las que se encuentran, eran algo más individualistas, pero la gran mayoría (más del 75%) tiene una compañera y muchas de estas “parejas” interaccionan pasándose masa entre ellas y, en algunos casos, acaban fusionándose y dando lugar a una única estrella.

Sin duda estos objetos astronómicos, llamados “estrellas de tipo O”, cuya vida es además corta y violenta, podrían utilizarse como metáfora de un amor pasional y destructivo. Con ustedes los romeos y julietas estelares.

Imagen: Visión de artista de dos estrellas “en pareja” entre las que hay una transferencia de masa.
Créditos imagen: ESO/M. Kornmesser/S.E. de Mink

Más información:
Las estrellas más brillantes no viven solas

Comentarios (0)

Compartir:

El autor

Annia Domènech es Licenciada en Biología y Periodismo. Periodista científico responsable de la publicación caosyciencia.