Jose Alberto Rubiño Martin

11-03-2011

Jose Alberto Rubiño Martin
De parranda con unos amigos, en Tenerife.
Foto: Alberto Franquet Navarro

¿Por qué es usted astrofísico? ¿A qué edad y en qué circunstancias escogió esta profesión?
Desde pequeño me ha apasionado la ciencia, y en particular, la física: entender cómo funcionan las cosas. Al terminar el bachillerato, tenía muy claro que quería estudiar Física Teórica, y así lo hice, en la Universidad de Granada. Aunque la elección de la Astrofísica no fue inmediata, sino que fue madurando durante la licenciatura. En tercero de carrera me decidí por la Cosmología, y en cuarto año di mis primeros pasos en el campo, con una beca de iniciación a la investigación dirigida por el catedrático Eduardo Battaner. Tras la carrera, me vine al IAC para hacer la tesis con una beca de Astrofísico Residente.

¿Qué investiga?
Desde mi tesis, principalmente he estudiado la radiación cósmica de microondas, tanto en intensidad como en polarización. Pero también trabajo en otros aspectos de la Cosmología, como el estudio de la formación de grandes estructuras en el Universo (cúmulos y supercúmulos de galaxias), o la caracterización de la denominada época oscura (etapa de la evolución del Universo previa a la formación de las primeras estrellas). Además, en los últimos años también he dedicado una parte importante de mi investigación a caracterizar los procesos físicos de emisión de la Vía Láctea en longitudes de onda de radio, centimétricas y milimétricas.

¿Qué instrumentación requiere?
El estudio de la radiación de fondo cósmica requiere el uso de radiotelescopios de todo tipo (antenas simples, interferómetros), que operan tanto desde la Tierra como en el espacio, y que usan diversas tecnologías de recepción (detectores coherentes, bolómetros). Pero también uso telescopios convencionales (en el visible o en el infrarrojo).

¿En qué consiste una jornada laboral estándar?
Suele ser una jornada larga. Generalmente las mañanas están dedicadas más a labores de gestión (responder correos, teleconferencias de los proyectos en los que estoy involucrado), a reuniones y discusiones científicas con mis colaboradores en el IAC, o bien a asistir a algún seminario. Las tardes las suelo dedicar más a trabajar con el ordenador, leer artículos o "hacer cuentas".

Díganos un descubrimiento que culminaría, de tener lugar, su carrera profesional.
¡Es una pregunta muy complicada! Entre otras cosas, porque la Naturaleza siempre nos está sorprendiendo, así que se hace muy difícil pronosticar descubrimientos futuros. Simplemente, me gustaría seguir trabajando, como hasta ahora, en entender un poco mejor cómo se originó el Universo y cuáles son sus constituyentes fundamentales.


Comentarios (0)

Compartir:

El entrevistado

Licenciado en Física Teórica por la Universidad de Granada y Doctor en Astrofísica por la Universidad de La Laguna. Estuvo dos años trabajando en el Instituto Max Planck de Astrofísica (MPA) en Múnich (Alemania). Actualmente es contratado Ramón y Cajal en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Es responsable científico del experimento QUIJOTE y del grupo de ciencia del satélite Planck, dedicado al estudio de la emisión Sunyaev-Zeldovich a gran escala.