Artemio Herrero

06-05-2011

Artemio Herrero
Artemio Herrero interactuando con una tortuga.
Foto: Carlos Martínez

¿Por qué es usted astrofísico?
Siempre me encantó aprender, especialmente sobre la Naturaleza y el Universo. Así que fui simplemente aprovechando las oportunidades para seguir dedicándome a ello.

¿A qué edad y en qué circunstancias escogió esta profesión?
Empecé en Físicas queriendo estudiar física nuclear y partículas. El mismo mes que comencé la carrera, apareció en España "Investigación y Ciencia", la versión en castellano de Scientific American, y me suscribí. Aproximadamente a mediados de segundo de carrera, me di cuenta de que leía enseguida los artículos sobre estrellas y galaxias, y dejaba los demás para luego. En algún momento de ese año tomé la decisión de intentarlo con la Astrofísica. Para rematar la jugada, en tercero aparecieron por la Universidad de Valencia, donde estudiaba, carteles anunciando unos nuevos estudios de Astrofísica en la Universidad de La Laguna.

¿Qué investiga?
Estrella masivas, principalmente. Es decir, estrellas de masa mucho mayor que la del Sol. Son objetos espectaculares, y muy entretenidos.

¿Qué instrumentación requiere?
Pues ordenadores, espectrógrafos, cámaras, telescopios grandes y pequeños, libros y una conexión a internet. Alguna neurona activa de vez en cuando, ayuda.

¿En qué consiste una jornada laboral estándar?
Llego al instituto poco después de las ocho, y dedico una hora al correo electrónico, lo que suele ser absolutamente insuficiente (debo estar adquiriendo fama de poco fiable, lo que me cabrea). Durante la mañana me reúno con mis colaboradores hasta que llega la hora de mi clase, normalmente de una a dos. Doy la clase y me voy a comer.
Por las tardes trabajo en casa. Si hay suerte, en alguna investigación, y si no la hay, en otros temas. Ceno, y le doy un último empujón al trabajo. La última media hora del día me gusta dejarla libre para la televisión o algún libro. Lamentablemente, hay menos jornadas típicas de las que yo quisiera. Demasiado a menudo se cruzan otras cosas.

Díganos un descubrimiento que culminaría, de tener lugar, su carrera profesional.
No quiero pensar que ningún descubrimiento o resultado sea una culminación, lo más interesante es siempre lo que aún no sabemos. Un fenómeno físico nuevo es el sueño de todo físico. Lo que sí me gustaría especialmente es que alguna de las estrellas que hubiéramos analizado explotara como supernova. Mientras estoy trabajando, claro, porque todas lo harán algún día. No sería un mérito nuestro, pero si algo muy interesante.


Comentarios (0)

Compartir:

El entrevistado

Licenciado en Astrofísica por la Universidad de La Laguna y Doctor en Astrofísica por la Universidad Ludwig-Maximillian de Múnich, en la cual trabajó después dos años como posdoctorando. Regresó a España con una beca de reincorporación y fue contratado por la Universidad de La Laguna (ULL), donde es actualmente Catedrático de Astrofísica. Ha sido director del departamento de dicha universidad y Coordinador de Enseñanza y de Investigación en el Instituto de Astrofísica de Canarias.

Ver todos los artículos de Artemio Herrero