José Miguel Rodríguez Espinosa

16-07-2010

José Miguel Rodríguez Espinosa
José Miguel sonriendo en primer plano con la imagen de una galaxia espiral detrás.
Foto: Inés Bonet (IAC)

 ¿Por qué es usted astrofísico?
En mi caso me inicié en el estudio de la física teórica de altas energías. Sin embargo, siempre me había gustado la Astronomía y seguí de oyente algún curso en la Facultad de Ciencias de Zaragoza, donde formaba parte de la Licenciatura de Matemáticas.
Cuando fui a la Universidad de California tuve que realizar primero unos cursos de doctorado y, una vez pasado un examen, encontrar un supervisor que me dirigiera la tesis y tuviera dinero para pagarme de sus contratos de investigación. Así que me puse a buscar y me surgieron dos oportunidades, una en Astrofísica teórica y otra en observacional. Escogí esta última, que me apetecía más por cambiar no solo de las altas energías a la Astrofísica sino también de la teoría a la observación.

¿A qué edad y en qué circunstancias escogió esta profesión?
 Empezaba mis estudios de doctorado

¿Qué investiga?
Trabajo en galaxias activas y su relación con la formación estelar.

¿Qué instrumentación requiere?
Mi formación original es en Astronomía infrarroja pero con el tiempo me he hecho más multilongitud de onda. Ahora utilizo instrumentación tanto óptica como infrarroja, tanto en tierra como en el espacio. No me he aventurado todavía en la instrumentación radio, pero todo se andará.

¿En qué consiste una jornada laboral estándar?
 Si hay algo como estándar... Si no hay reuniones, lectura de resultados recientes o de artículos atrasados, y trabajo en el proyecto o proyectos entre manos. Todo esto entreverado con el correo electrónico y con un café con los colaboradores.

Díganos un descubrimiento que culminaría, de tener lugar, su carrera profesional.
Esta pregunta es un poco pretenciosa. No voy a contestar porque estoy en algo que si sale será importante, pero es pronto para saberlo.


Comentarios (0)

Compartir: