Leyendo ciencia en... La realidad de una ficción

Annia Domènech / 23-08-2002

Félix Herrera Cabello
Estudios y Ensayos - Física / 1
Servicio de Publicaciones Universidad de la Laguna, 2001

La vida está llena de pequeños momentos de irrealidad, y también de realidades que parecen ficciones. Los avances tecnológicos logrados durante el siglo pasado han permitido realizar sueños que antaño parecían imposibles, como bajar al fondo del mar o subir hasta las estrellas.

El paso más famoso de la historia de la humanidad, el que dio Neil Amstrong en la Luna, fue resultado de un trabajo colectivo que empezó años antes, con los primeros satélites, y en el cual participó mucha gente que no figura en los libros de historia.

Félix Herrera Cabello era uno de ellos y escribió un libro relatando sus experiencias: su trabajo para la NASA en las estaciones de Lima (Perú), principalmente en el envío de satélites, y de Maspalomas (Gran Canaria), en el control de vuelos tripulados.

Su realidad de una ficción es un recorrido histórico por la conquista del espacio desde sus inicios hasta la actualidad. Un libro histórico pasaría de puntillas por encima de los datos científicos. Un libro científico pasaría de puntillas sobre el anecdotario histórico. El libro escrito por Herrera Cabello pisa fuerte en todos los frentes: el Sol, las naves, las redes de seguimiento de naves, las redes de comunicaciones, de dónde viene la exploración del espacio, en qué punto está actualmente, y hacia dónde va... también analiza el entorno político y social que facilita la investigación y remarca, por ejemplo, que la carrera entre rusos y americanos por llegar a la Luna propició un gran avance tecnológico en un tiempo muy corto.

De tan denso, no es recomendable leerlo de un tirón, al final los ojos pasearían por las líneas, pero el cerebro se hallaría en huelga. Es mejor escoger un capítulo y sumergirse con tranquilidad en las explicaciones. También resulta un buen manual de consulta.

Reconozco que en el mundo audiovisual en el cual vivimos, un libro con un diseño utilitario a años luz del de cualquier bestseller y cuyas fotos son en blanco y negro puede disuadir a muchos lectores potenciales. Se ruega no abstenerse por una cuestión de apariencia. Cualquier persona interesada en la exploración del espacio, y no hablemos ya de los apasionados del firmamento, considerará que vale la pena haber dedicado un tiempo a descubrir qué se encuentra tras una ficción.

Comentarios (0)

Compartir:

Multimedia

El autor

Annia Domènech es Licenciada en Biología y Periodismo. Periodista científico responsable de la publicación caosyciencia.

Ver todos los artículos de Annia Domènech

Glosario

  • Satélite artificial