Luna endiablada

Annia Domènech / 27-10-2004

Naranja luminoso, rojo sangre, marrón oscuro y gris negro son los tonos que puede adquirir la Luna cuando se viste con el velo de la Tierra.

Este particular ballet, que sólo puede presenciarse en la mitad nocturna del planeta y precisa de Luna llena, se escenifica como máximo tres veces al año. Ocurre cuando la Tierra se interpone entre el Sol y el satélite.

Si hubiera espectadores selenitas, verían como la Tierra eclipsa al Sol. Sin embargo, llamamos a este fenómeno eclipse de Luna, puesto que lo que vemos es cómo el satélite, que habitualmente brilla por el reflejo solar, se oscurece al introducirse en la sombra terrestre.

Nuestra atmósfera, que refracta la luz y deja pasar sobre todo la más rojiza, es la responsable de sus tonalidades. Por esto, cuanto más polvo atmosférico hay, más negra se pone la Luna. Esta noche el espectáculo completo será visible desde casi todo el continente americano, el oeste de Europa y África.

El eclipse se iniciará a las 02:05h (hora peninsular, una hora menos en Canarias) de la madrugada del 27 al 28 de octubre y acabará a las 08:03h. El primer contacto con la sombra tendrá lugar a las 03:14h y el último a las 06:54h. La fase de totalidad se iniciará a las 04:23h para acabar a las 05.44h.

 

Comentarios (0)

Compartir:

Multimedia

El autor

Annia Domènech es Licenciada en Biología y Periodismo. Periodista científico responsable de la publicación caosyciencia.

Ver todos los artículos de Annia Domènech

Glosario

  • Sol
  • Satélite natural
  • Eclipse